BUBONIS

BUBONIS

martes, 29 de diciembre de 2009

AÑOS '70 (POUPURRÍ)

Qué bueno!!!! Esto sí que era alegre y divertido. Si habré bailado con "Alta Tensión"



EL HILO ROJO




Es una leyenda anónima de origen chino, que dice que entre dos personas destinadas a tener un lazo afectivo existe un hilo rojo el cual viene con ellas desde su nacimiento. El hilo existe independientemente del momento de sus vidas en el que las personas vayan a conocerse y no puede romperse en ningún caso, aunque a veces pueda estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas.

El texto literal es el que viene en la imagen.





ALEJANDRO COSTAS

En la anteúltima Feria del Libro conocí personalmente a este pintor. Sus obras me cautivaron la mirada ya que lo que se ve no es sólo eso, sino que hay algo más, en la obra hay una segunda obra. Además sis colores son maravillosos.

Estigmas del ayer

(Homenaje a los aborígenes)
Melancolía de un pasado arrebatado.
Huellas borradas por forasteros de una cultura que nos vio nacer.
Contemplativa calma...
Dioses de la tierra, se mimetizan y descansan en ella.
Voces del más allá nos atestiguan sus inofensivas luchas.
La más ardua de todas: sobrevivir a la memoria.
- Puede observarse un antepasado en la luna, rayos como dioses
del ayer y las tres carabelas de Colón como un falso reflejo en el agua -


Árbol Filial


Madre e hija. Amor filial. El lazo más férreo. Inmortal.
Rostros de un mismo tronco. El de la vida.
El sentido de mi existencia. Dos luceros.
Resplandores que vivifican. Justifican mi existencia.
Despejan penumbras. Soy por ellas. Soy de ellas.
Me nutro de su savia. Me robustece. Y renazco.
- Sobre ambos laterales del tronco podrán observarse dos seres:
un bebé abrazando a su madre -


Aquel Beso

Se necesitan, desde siempre. Se contemplan, deseosos. Se complementan.
La tierra deja seducirse sabiendo que él siempre estará allí,
dispuesto a humedecer, generosamente, sus labios. A saciar su sed.
Un mar inagotable, dinámico e inquieto. En devenir constante.
La tierra, la tregua. Lo firme. Descanso; pausa del mar.
Un mar creciente, la acaricia, besándola.
En franca seducción, entrecruzan sus pobladas miradas. Se aferran a la ilusión de ser tan sólo uno. A fundirse.
Y se aproximan...
- Pueden observarse los rostros de una mujer (la tierra) y un hombre (el mar) -
















EL CALENDARIO

 El nacimiento del calendario gregoriano


El 24 de Febrero de 1582 el Papa Gregorio XIII publicaba su encíclica Inter gravissimas, en la que anunciaba la creación del calendario que lleva su nombre.
Desde la época del imperio romano, el calendario utilizado en Europa era el calendario Juliano, creado por Julio Cesar en el año 46 antes de cristo. Este calendario establecía un año de 12 meses de 30 y 31 días, excepto el mes de Febrero que tendría 28 días. Ademas, cada cuatro años se añadiría un día extra a Febrero; serían los años bisiestos.
El problema del calendario juliano es que establece un año de 365.25 días de duración, cuando la duración real es de 365,242189 días; es decir, este calendario tenía un margen de error de, aproximadamente, un día cada 128 años. Esto suponía que, en 1582, el desfase entre el calendario y el año natural era de unos 10 días. Para solucionar este problema, el Papa Gregorio creó una comisión de sabios con la tarea de reformar el calendario para corregir este desfase.
Esta diferencia en tiempos de los faraones y los romanos no era excesivamente importante, pero con el paso de los años el error fue acumulándose hasta que en 1582 el día del equinoccio de primavera, el 21 de marzo, estaba desplazado diez días, al 11 de marzo.

La decisión de los sabios fue introducir dos pequeñas modificaciones en el calendario juliano:
■Los años múltiplos de 100 no serían años bisiestos: En el calendario juliano, los años que marcan un cambio de siglo son bisiestos; en el nuevo calendario dejarían de serlo.

■Los años múltiplos de 400 si serían años bisiestos: Esto quiere decir que uno de cada cuatro siglos, el año de inicio si que sería bisiesto.

Así, el año 2000, debido a que es múltiplo de 400, ha sido año bisiesto a pesar de ser el año en que comienza un siglo.
Ademas, para corregir el desfase cronológico se decidió suprimir diez días del calendario, con lo que al 4 de Octubre de 1582 le siguió el 15 de Octubre del mismo año.
Esta reforma fue publicada en la encíclica Inter gravissimas, publicada hace hoy 425 años y que marca el nacimiento del calendario gregoriano, el utilizado hoy día por la mayor parte de los paises del mundo.
Como dato curioso, la supresión de los diez días de Octubre generó protestas populares, ya que la gente pensaba que les habían quitado diez días de vida.
La iglesia protestante se negó a aceptar esta reforma porque venía de Roma y no pudieron ser convencidas de la necesidad del cambio hasta el tardío año de 1752.Cuando el para Gregorio XIII decidió quitar esos diez días de 1572 hubo muchas protestas. Los criados exigieron su paga completa al final del mes reducido pero los amos se negaron y muchos ciudadanos se negaron a aceptar que sus vidas fueran acortadas por derecho papal.




¡FELIZ AÑO 2010!

martes, 22 de diciembre de 2009

¡FELIZ NAVIDAD!














Estos son tiempos de Paz, la Luz que siempre nos acerca Jesús al nacer hace que en nuestros corazones nazca una nueva vida, que recomienza cada vez que la Navidad se instala.



Todos, en estos momentos, hagamos un pensamiento profundo y detengamos nuestro andar para pensar en el otro que más necesitado está y más solo se encuentra frente a la incomprensión.


Pensemos que el que está verdaderamente mal, no lo da a conocer, sufre solo y sin ruidos.


De verdad, Feliz Navidad!, con el verdadero sentido, con el inmenso Amor de JESÚS, Nuestro Señor.


sábado, 19 de diciembre de 2009

NAVIDAD

Curiosidades Navideñas
• El término Navidad proviene del latín "Nativitas" y significa Nacimiento.

• Las tarjetas navideñas fueron inventadas por sir Henry Cole, quien en el año 1843 encargó a un amigo pintor que le dibujara y pintara una escena navideña, que luego mandaría a reproducir en una imprenta, para después escribirle unos breves deseos de felicidad y firmarlas y enviarlas a los amigos y familiares.

• La tradición de poner el Belén en el mundo se remonta al año 1223, en una Navidad de la villa italiana de Greccio. En esta localidad, San Francisco de Asís reunió a los vecinos de Greccio para celebrar la misa de medianoche. En derredor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús, moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento; en el momento más solemne de la misa, aquella figura inmóvil adquirió vida, sonrió y extendió sus brazos hacia el Santo de Asís. El milagro se había producido ante la vista de todos, y desde entonces la fama de los "Nacimientos" y su costumbre se extendió por todo el mundo. El Papa Juan Pablo II, en 1986, a petición de las asociaciones belenistas de todo el mundo, proclamó a San Francisco de Asís Patrón Universal del Belenismo.

• El árbol de Navidad decorado, se cree que apareció a principios del siglo XVII, en Alemania. En 1605, un árbol fue decorado para ambientar el frío de la Navidad, costumbre que se difundió rápidamente por todo el mundo. El árbol de Navidad llegó a Finlandia en el año de 1800, donde se extendió por el resto de países nórdicos. Llegó a Inglaterra en 1829, y fue el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, quien ordenó adornar el castillo de Windsor con un árbol navideño en 1841. En Suecia, mantienen el árbol adornado y con sus luces hasta 20 días después de la Navidad.


• La rosca de Reyes con haba de la suerte incluida se comenzó a elaborar en la Edad Media.

• El primer sorteo de la Lotería de Navidad se celebró en Cádiz (España) en 1812.

• Los cotillones de Nochevieja empezaron a organizarse en restaurantes franceses a principios del siglo XX.

• Las doce uvas de la suerte es una costumbre reciente, nacida en el primer tercio del siglo XX.

• El primer pan dulce se hizo en Milán, por encargo del duque Sforza, quien pidió a sus cocineros una comida especial para Navidad que contenía en su interior frutas secas y pasas de uva, y que decidió bautizar como "panettone"

• En Suecia se mantiene el arbolito adornado y con luces hasta 20 días después de la celebración de Navidad.

• En Finlandia, las familias decoran sus casas para Navidad, con velas que realiza cada familia.

• En la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, Argentina, el primer pesebre lo levantó el misionero Gaspar de Monroy, en 1594, en el Vallecito del Cerro.

• Los villancicos son cantos que se entonan en Navidad para celebrar el nacimiento del Niño Jesús. Esta costumbre tiene su origen en la edad media y se mantiene en recuerdo de los muchos profetas que anunciaban el nacimiento del Salvador. La gente de la villa, los villanos, fueron los que adaptaron los antiguos himnos y cantos en latín con los que la Iglesia recordaba la llegada de Jesús, transformándolos en canciones muy dulces. Son esas las canciones que -en honor de sus autores- hoy se conocen con el nombre de villancicos. Los primeros se originaron, según se cree, en Inglaterra, en la época de Enrique I, los cantos eran en latín y amenizaban las fiestas de la Corte. "El Canto del Jabalí", era llamado canto del villano, y una especie de diminutivo se transformó en villancico para designar estos coros o estribillos.

• ¿Por qué se llama «Misa del Gallo» la misa que se celebra el 24 de diciembre como término de la vigilia de Navidad? Porque esa misa solía caer «ad galli cantus» al canto del gallo, de donde le quedó su sugestivo nombre que nada tiene que ver con el hecho de que en algunos países acostumbraran comer gallo al horno en la cena de Nochebuena.

• La palabra pesebre se deriva del latín praesepem. Su significado original era "cajón para la comida de los animales".

• El buey, símbolo de San Lucas Evangelista, es símbolo de la paciencia y el trabajo. El asno, animal que acompaña a la Virgen en el nacimiento, es símbolo de humildad.

• En mitad del Océano Pacífico, existe una isla llamada Navidad que pertenece a Kiribati. La venta de sellos de correos es su principal actividad económica.

• El día de Navidad fue oficialmente reconocido en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad de Cristo. Por Navidad, los cristianos africanos se reúnen y leen pasajes de la Biblia. Posteriormente realizan bailes y cantos al aire libre. En Etiopía realizan una ceremonia bañándose en los ríos.

• Según las crónicas, el pavo de Nochebuena tuvo su origen en México en el Siglo XVI. Los aztecas se lo hicieron probar a Hernán Cortés, a quien le agradó y lo llevó a España.

• El turrón fue incorporado a la mesa en el siglo XVI.

• Hacia el siglo II un sacerdote cristiano llamado Nicolás abandonó Italia, para difundir en Asia la palabra de Dios. Siendo misionero, fue trasladado a Myra, para ser nombrado obispo. Murió un 6 de diciembre, fue proclamado santo e inspiró la figura de Papá Noel. La figura de Santa Claus, con la estética que ahora conocemos, es una invención estadounidense del siglo XX, si bien se basó en la vida y la leyenda de San Nicolás. Actualmente, se designa al mismo personaje en los distintos países, como Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás. Aunque en ciertos lugares el día de San Nicolás se celebra el 6 de diciembre. El nombre Santa Claus es una contracción de Sanctus Nicolaus, y se refiere específicamente a San Nicolás de Bari, quien fuera Obispo de Mira en el S. IV, personaje de una enorme bondad y protector sobretodo de los niños.


• Los restos de los Reyes Magos estuvieron durante trescientos años en Constantinopla, en lo que antes era Bizancio y ahora Estambul, en Turquía. Luego fueron trasladados a Milán hasta 1162, en que el emperador Barbarroja saqueó Milán y entregó los restos de los Reyes Magos al arzobispo Reinaldo de Dassel, quien decidió que dichos restos fueran trasladados a Colonia, Alemania. Los restos de los Reyes Magos descansan en un cofre de oro y plata que pesa unos 350 Kg., y se halla en una capilla que hizo construir a tal efecto el emperador Carlomagno en Colonia, Alemania.

• Según cuenta la historia, el 25 de diciembre de 1492 se celebró la primera Navidad en tierras americanas. Colón realizaba un reconocimiento de los archipiélagos de la zona, cuando una mala maniobra dañó irreparablemente a la carabela "Santa María". Los indígenas le ayudaron a rescatar la carga y a construir un fortín donde quedaría parte de la tripulación. Se utilizaron las maderas del barco para levantar dicho fuerte, y se terminó de construir el 25 de diciembre. Por esa razón se llamó al fuerte "Fuerte de Navidad" (Natividad). Allí celebraron con gran emoción la Navidad de 1492.



• La estrella de Navidad es originaria de Filipinas, allí se hacen antorchas en forma de estrellas de 5 puntas, que iluminan la entrada de las casas. Entre nosotros suele colocarse en la parte superior del árbol de Navidad.

• Cada 24 de diciembre, miles de turistas se trasladan a Oberndorf, cerca de Salzburgo (Austria), donde hace 185 años fue compuesta la canción “Noche de Paz”, quizá el villancico más conocido del mundo.

• “Noche de Paz” fue traducida a 330 idiomas; la canción de Navidad austríaca fue creada casi por casualidad, porque se había estropeado el órgano de la iglesia. En 1818, dos días antes de Navidad, el viejo órgano de la iglesia de San Nicolás, la parroquia del padre Joseph Mohr, pasó a mejor vida. Para no decepcionar a sus feligreses, el sacerdote pidió a su amigo Franz Xaver Gruber, maestro y organista del vecino pueblo de Arnsdorf, que compusiera una melodía para un texto de Navidad.

En la misa del gallo de ese 24 de diciembre, Joseph Mohr, cura con voz de tenor y que tocaba la guitarra, y Gruber, que poseía una bella voz de bajo, interpretaron por vez primera en alemán “Noche de Paz”. El hecho era totalmente inhabitual en la época, cuando los textos religiosos se redactaban todavía en latín. Pero Mohr consideraba que una letra simple y comprensiva era lo más adecuado para sus feligreses.
En 1831, un coro que se dedicaba a cantar aires populares tiroleses incorporó el villancico del padre Mohr a su repertorio durante una gira por Prusia. De allí, la canción viajó a Nueva York, donde fue interpretada por un coro tirolés en 1839 pero donde sus autores y su origen permanecieron desconocidos.
Treinta y seis años más tarde, la corte real de Prusia, que buscaba el original de la partitura, consultó al párroco de San Pedro de Salzburgo, quien, para sorpresa general, respondió que Mohr y Gruber, muertos en el anonimato respectivamente en 1848 y 1863, eran los autores del villancico que se había atribuido al compositor austríaco Michael Haydn.



Liturgias navideñas


¿Cuánto  dura el tiempo litúrgico de la Navidad?

Comienza con las primeras vísperas de la fiesta de Navidad(25 de diciembre), continúa con la octava de Navidad, que concluye el 1º de enero y finaliza con el bautismo del Señor.

¿Cuál es el color litúrgico de la Navidad?


El color es el blanco, que simboliza la Luz, la inocencia, fiesta, alegría.

¿Qué significan los nombres de Emmanuel y Jesús?


Emmanuel, proviene del hebreo que une en una sola palabra: "con nosotros Dios"
Jesús, es el nombre más acortado de Jesuáh que a su vez deriva de otro más amplio: Jehosuáh; que quiere decir: "Dios es salud, Dios es salvación"

¿Qué son los evangelios de la infancia?


Son los textos de los evangelistas Mateo(cap.1-2) y Lucas(cap. 1-2) que narran rasgos de la concepción, nacimiento y primeros años de la vida de Jesús, afirmando de manera explícita que Jesús es Hijo de Dios desde su nacimiento.

¿Qué son las genealogías de Jesús?


Son el registro de la ascendencia familiar.Para los judíos eran muy importantes porque con ellas podían demostrar la pureza de la raza de su ascendencia.

¿En qué se inspiró Mateo para componer el relato de los magos?


Estos eran estudiosos de las ciencias secretas; especialmente investigaban el curso de las estrellas en el cielo.
Un día se presentó en Jerusalem una reina que venía de Saba para conocer al Rey de los Judíos, Salomón. Según la tradición la guió una estrella. Le ofreció a él incienso, oro y piedras preciosas.
Se mezcla el relato con tres regalos ofrecidos al niño y por ende que venían de tres Reyes que eran magos y de razas diferentes.
Actualmente sus restos se encuantran en Alemania.
No hay registro de la Estrella de Belén como fenómeno celestial, pero sí tuvo un significado espiritual y cristiano. Jesús, nacido en Belén, es un niño judío que vino a salvar a los judíos,  y quiso brindar al paganismo, desde la cuna, la posibilidad de un encuantro, para lo cual envía la Luz de la Fe(estrella), cuya misión es guiar a los gentiles magos hasta el Salvador.

¿Qué honda significación tiene el Ángelus?


El Ángelus Domini es una oración tradicional en Occidente que, con un ritmo casi litúrgico - tres veces al día- conmemora el anuncio del ángel a María y la encarnación del Verbo.
- El ángel del Señor anunció a Marí, y concibió por obra del Espíritu Santo.
- He aquí la esclava del Seño; hágase en mí según Tu Palabra.
- El Hijo de Dios se hizo Hombre, y habitó entre nosotros.

ROMANCE Nº 2

BEETHOVEN VIOLÍN

Uno de los instrumentos que más me gusta es el violín. Me parece que es un llanto permanente que a veces se pone contento dentro de una gran tristeza.

TE AMO

AUNQUE NO TE PUEDA VER

Alex Ubago

SI NO TE HUBIERAS IDO

MANÁ

jueves, 17 de diciembre de 2009

LECTURA EN VOZ ALTA

El libro en clase / Quince minutos por día
Afirman que leer en voz alta mejora el rendimiento escolar

Una experiencia en General Villegas certificó la influencia de la lectura en los chicosPublicado en el diario La Nación, del día 17 de diciembre de 2009


Nadie duda de los beneficios de la lectura en los chicos. Pero una investigación comprobó las ventajas de leer en voz alta: esta práctica incrementó la participación de los alumnos, mejoró su capacidad de concentración, la disciplina y la expresión oral y escrita.
El estudio "Villegas en Palabras" sobre lectura en voz alta, elaborado por el Plan Nacional de Lectura del Ministerio de Educación junto con el municipio de General Villegas, indagó los beneficios de esta experiencia a partir de más de 10.115 lecturas compartidas por docentes y alumnos en clase, lo que representa un promedio de 85 lecturas por día.
La investigación se realizó en las 92 escuelas del distrito -6828 alumnos de nivel inicial, primario y secundario, y 977 docentes- en tres ejes fundamentales: prácticas de lectura en voz alta en el marco de las clases, capacitación docente y encuentro con escritores.
El 75,6 por ciento de los docentes que participaron de la investigación dijo que las acciones de promoción de la lectura, y en particular, la práctica de la lectura en voz alta se tradujo en un incremento de la participación de los alumnos durante las clases, promovió el acercamiento de los chicos a la biblioteca y mejoró el desempeño en aquellos alumnos con problemas de concentración y disciplina.
El 90 por ciento de los maestros dijo que la lectura, y los espacios compartidos de esta práctica, colaboraron con la atención de los alumnos durante la clase. El informe explicita que en el 59% "ayudó mucho" a mejorar la atención, y que también hizo más efectivo el aprendizaje general en el 43% de los casos.
"Queríamos transmitirles que con la lectura uno puede armarse otro mundo, ser escuchado, animarse", contó a LA NACION Griselda Galli, coordinadora, junto con Miriam Santiago, del Estudio Villegas. El estudio se realizó desde mayo y el cierre fue esta semana.
En la presentación del estudio, el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, recordó que "para muchos chicos argentinos, la escuela es el único lugar donde existe la posibilidad de ser alentados en la lectura", y destacó el valor "decisivo" de las instituciones educativas.
La directora del Plan Nacional de Lectura, Margarita Eggers Lan, explicó: "En General Villegas nos pidieron que tomemos a esa localidad como testigo. Es interesante, porque nos brinda un panorama completo ya que tiene escuelas rurales y urbanas de todos los niveles educativos. El objetivo es reinstalar en todo el país la práctica de la lectura en voz alta dentro como ejercicio para alumnos y docentes, y generar nuevos lectores".
Todos los días se leía en el aula unos 15 o 20 minutos. El 28% de los maestros caracterizaron con la palabra "aceptación" la respuesta de los alumnos frente a esta experiencia, mientras que el 19% habló de "gran entusiasmo". Las ganas de leer en voz alta, la motivación para leer otros textos, el interés por conocer obras de los autores siguen entre las respuestas dadas por los docentes.
Al mismo tiempo, el 19% de los maestros consideró que las clases se volvieron más participativas y el 18% de los docentes reconoció haber ampliado sus conocimientos sobre textos y autores. También destacaron que los chicos se acercaron más a la biblioteca (17%), que mejoraron su expresión oral y escrita (14%), que los alumnos con problemas de concentración mejoraron su desempeño (12%) y los que tenían problemas de disciplina se vincularon mejor (11%), además de que los padres se involucraron más (3%).
Según detalló Galli, mientras en el nivel inicial leían los docentes, padres y abuelos, en primaria eran los maestros y los chicos que se animaban quienes leían en voz alta: "En secundaria, que fue donde más costó, al principio leían los profesores de práctica del lenguaje y humanística, dos o tres meses después leyeron los de matemática y física".
El programa incluía también encuentros con autores que leían sus propias obras. "Fue muy emocionante ver a los adolescentes y a los chicos ir a la biblioteca a buscar más libros. Y hasta tuvimos un chico de 17 años que repartió sus obras a los autores para que las juzguen, porque él quiere ser escritor", comentó Galli.
Este fue el primero de los tres años del programa. Que la experiencia sea sistemática y extendida en el tiempo les permitirá estudiar las reacciones de los chicos. En un primer balance están más que satisfechos. "Los ayudó mucho a expresarse, tenían pocas palabras y mejoró su expresión, estaban contentos de leer para otros chicos", dijo Galli.


domingo, 13 de diciembre de 2009

REVANCHA

Hace mucho tiempo vi una película que marcó mi corazón a fuego, en donde la maldad y el egoísmo de una persona logra la destrucción de otras y su dolor infinito. Sus actores... Kevin Costner y Madelein Stowe.
Acá van algunas partes claves de la película y por cierto muy emotivas.

Amor




Revancha



Final




sábado, 12 de diciembre de 2009

EL EXTRAÑO MUNDO DE JACK

The Nightmare Before Christmas, conocida en España como Pesadilla antes de Navidad y en Hispanoamérica como El extraño mundo de Jack, se estrenó en Estados Unidos el 29 de octubre de 1993. La película fue distribuida por Touchstone Pictures, estudio que pertenece a Walt Disney Company, después de haber cortado parte del contenido más oscuro. La idea original para la película vino de Tim Burton, mientras trabajaba como animador para Disney. La idea comenzó a tomar forma en su cabeza cuando en una tienda vio cómo quitaban la mercancía de Halloween para ser cambiada por la de Navidad. Así, el gusto de Tim por las películas navideñas como How the Grinch stole Christmas (Cómo el Grinch robó la Navidad, de Dr. Seuss, y Rudolph the red nosed reindeer (Rodolfo el reno de la nariz roja). En una entrevista Burton también describe The Nightmare Before Christmas como una historia opuesta a la del Grinch: mientras en la segunda el protagonista intenta destruir la Navidad, Jack verdaderamente quiere celebrarla, pero accidentalmente termina casi destruyéndola. Mientras trabajaba, Burton realizó un poema en un pedazo de papel y unos cuantos dibujos. En esta versión inicial sólo se incluía a Jack, Zero y Santa Claus. El resultado en el filme fue muy diferente a este primer planteamiento.

¿QUÉ ES?
En esta parte de la película Jack se maravilla por lo que ve en el mundo exterior al propio, sobre la Navidad, cosa que él no conoce.
Las expresiones del persinaje en este video me han acercado mucho a él, ya que siente en su interior la furza de lo que es la Navidad.
Preciosa película, llena de profundos sentimientos y logros por salir de un lugar en el que no se está del todo bien.



El lamento de Jack



Sally y Jack -Final-



viernes, 11 de diciembre de 2009

VILLANCICOS Y CANCIONES NAVIDEÑAS

Los Peces en el Río




El niño del Tambor






A La Nanita Nana




Dulce Jesús Mío



LAURA PAUSINI - Noche de Paz



                         
Misa Criolla
La Misa Criolla de Ariel Ramírez y Félix Luna fue escrita en una sola noche...
Diferentes interpretaciones han podido llegar al fondo del alma de los cristianos en estos días de Navidad que tan llenos de alegría estamos.
Ariel Ramirez - Kyrie -



Gloria



Credo



La Peregrinación - Mercedes Sosa



La Peregrinacion - Jaime Torres (instrumental)



Sanctus



Agnus Dei "Cordero de Dios"



LOS FRONTERIZOS - Los Reyes Magos




Continúa....




EL PESEBRE



El Pesebre o Nacimiento es una tradición cristiana en todo el mundo. Consiste en recordar el Nacimiento de Jesús a través de una representación.

El primer Nacimiento fue creado por San Francisco de Asís, quien alentó a que unos pobladores recreen la Natividad del Señor. Muchas otras aldeas imitaron este acto, hasta que el Nacimiento ingresó a las casas de los creyentes, que con imágenes crearon sus propios pesebres.
La instalación del Nacimiento es una excelente oportunidad para unir a la Familia. Su realización enternece a los que la realizan. La figura de animales mansos, de humildes pastores, de la sencillez del lugar y la luz de una estrella no hace más que revolver el corazón al pensar la sencillez en que Dios llegó al mundo.

Significado

EL ESTABLO: “Y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento” (Lc 2,1). Lucas nos explica que el Rey de Reyes no tuvo un espacio, un lugar para nacer. Sólo lograron acomodarse en una estancia humilde, para que el más grande de todos naciese en. un pesebre, el cajón donde comen las bestias. Dios es el más grande, y nos enseña que debemos ser muy pequeños.

EL HERMANO BURRO Y EL HERMANO BUEY: “El buey conoce a su dueño y el burro el pesebre de su señor” (Isaías 1, 3). Isaías usa una figura que años más tarde se volvería realidad. Estos dos animales participan en el Nacimiento. El burro está siempre disponible y cabizbajo ante la voluntad de su señor. Es muy servicial. El buey es fuerte: empuja el arado y prepara la tierra para cosechar buenos frutos. Estas virtudes, por sí, son un gran ejemplo.

EL ÁNGEL: Son los mensajeros de Dios. Por el ángel Gabriel llegó la Anunciación. Fue un ángel quien se le apareció a José para aceptar a María como esposa, huir y regresar de Egipto. Fueron muy importantes en esta misión y nos recuerdan que Dios siempre tiene un mensaje para nosotros.

LOS PASTORES: Personas sencillísimas y humildes. Fueron los primeros en recibir la buena noticia, mostrándonos que son los pobres los preferidos por el Señor.

LOS TRES REYES: No fueron reyes de algún pueblo o nación. Ese nombre se los dió la tradición. En la Biblia se les llama magos. Representan a los pueblos y razas del mundo, que vienen a adorar. Ofrecieron Incienso para un Dios, Oro para un Rey y Mirra para un hombre.

LA ESTRELLA: Guió a los magos en su andar, fue la luz que los llevó al encuentro con Dios a través de las oscuridad. De forma similar, Cristo nos lleva al Padre.

SAN JOSÉ: Padre fiel y creyente. El protector de Cristo en sus primeros años de vida. Tuvo un corazón amoroso y lleno de fe para aceptar lo que Dios le pidió.

MARÍA: La Madre del Señor, la que lo cuidó y lo acompañó hasta el final. Es símbolo del puro amor maternal y de un servicio sin obstáculos, sin objeciones.

JESÚS: Es el “Dios Con Nosotros”, el amor que el Señor tiene por la humanidad al venir a salvarla del pecado. Es la figura tierna y central del nacimiento. Nos muestra como Dios, en medio de su potencia y magnitud, se nos presenta de manera sencilla, en la figura de un frágil niño.


Estampas del Pesebre













jueves, 10 de diciembre de 2009

ARBOL DE NAVIDAD

Buena parte de la tradición del árbol de Navidad se origina en una leyenda europea: se dice que durante una fría noche de invierno, un niño buscaba refugio. Lo recibieron en su casa un leñador y su esposa y le dieron de comer. Durante la noche, el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el niño Dios. Para recompensar la bondad de los ancianos, tomó una rama de un pino y les dijo que la sembraran, prometiéndoles que cada año daría frutos. Y así fue: aquel árbol dio manzanas de oro y nueces de plata.


Por su parte, los germanos vestían sus árboles en invierno (cuando perdían hojas) para que los espíritus buenos que en ellos habitaban regresaran pronto. Los adornos más comunes eran manzanas o piedras pintadas. Se dice que éste fue el origen de los adornos. Las bolas de cristal se incorporaron alrededor del año 1750 en Bohemia. La costumbre del árbol se extendió por Europa y América durante el siglo XIX.
 
 

Numerosos estudios han situado las raíces del árbol de Navidad en la época de los romanos, pero lo cierto, aunque parezca mentira, es que hay que remontarse a épocas muy anteriores. Así, eran los antiguos egipcios quienes celebraban los fines de año con una ceremonia en la que era común llevar una penca de palma de doce hojas, una por cada mes del año. Con todas ellas se realizaba una pirámide y se quemaba en honor a los dioses.
En el plano histórico, no se remonta a demasiado tiempo atrás, aunque la leyenda alemana quiera relacionarlo con Martín Lutero, quien regresando a Wittenberg, una silenciosa y fría noche de vigilia, quiso recrear, adornando con pequeñas velas un abeto domestico, la impresión fabulosa que tuvo al observar los arboles helados del bosque que resplandecían bajo la luz de las estrellas... quizá haya sido un intento de la iglesia alemana reformada por conservar una costumbre pagana, viva en el pueblo, atribuyendole un carácter cristiano.

La costumbre se arraigo en Alemania y los paises escandinavos en los siglos XVI y XVII, de allí paso a Inglaterra: primero fueron los soberanos de la casa de Hannóver, Jorge III (y sobre todo su esposa Carlota), y más tarde el Principe Consorte Alberto de Sajonia-Coburgo, celebre marido de la reina Victoria. Cabe pensar que el abeto decorado en los hogares, podría considerarse, en cierto sentido, como una prueba de fidelidad monárquica.
En USA es mas antiguo, data de la época de la Guerra de la Independencia y se relaciona con los mercenarios asiáticos que militaban en las filas de los ingleses, pero el dato mas preciso lo tenemos con la existencia de la costumbre entre los colonos alemanes de Pensilvania. En general, con respecto al Arbol de Navidad se evoca un indiferenciado trasfondo dentrolatico europeo y en ello se pone de manifiesto que otras especies vegetales comparten el honor de ser consideradas de buen augurio: el abeto (siempre verde) es símbolo de inmortalidad, pero junto con este, se sigue usando el MUERDAGO, la antigua planta de los druidas y de la tradición nórdica y en las zonas rurales italianas se quema el "RAIGON" un tronco grueso, relacionado con la idea de consumirse el sol solsticial, pero cuya ceniza, conservada, se le atribuye virtudes arcanas (considerese que las cenizas son "fertilizantes") En Inglaterra abeto, muérdago, madreselva, o en su sustitución el laurel o el enebro.

Todo apunta a la sacralización de la vegetación por lo que debemos relacionar el Arbol de Navidad con los cultos paganos de adoración Arboreo-Vegetal y se presenta también sobre todo en Europa en otras épocas del año como por ejemplo al comienzo de la primavera, en Mayo, ha sido por otra parte la respuesta cristiano-tradicionalista a los ritos Jacobinos del Arbol de la Libertad, a su vez implantados a imitación del folklórico Arbol de Mayo.

En la Tradición de la Kabalá (esto es una redundancia necesaria, Kabalá en hebreo significa tradición) en el Arbol de los Shefirot residen los valores de la sabiduría y el poder (Tanto en la tradición Védica el árbol de Açvatta el árbol esta invertido, como en el del Purgatorio de Dante, lo que simboliza que en el Cielo esta su alimento)

Con la colaboración del Dr. Joaquin A. Barrio, del Centro de Informaciones Documentarias de la Fundación Médica de Bahía Blanca. E-MAIL: rbambb@criba.edu.ar
Fuente: Diccionario de Mitos y Leyendas - Equipo NAyA
http://www.cuco.com.ar/
















lunes, 7 de diciembre de 2009

FRANCISCO DE ASÍS Y NIETZSCHE

San Francisco y el pensamiento nietzscheano: sanar nuestro vinculo con el poder
Leonardo Belderrain, en Adital, Noticias de América Latina y el Caribe.
(30-04-09 - ARUBA)

 Francisco de Asís y Nietzsche
Durante muchos años se opuso al hombre fuerte de Nietzsche,( la bestia rubia) al hombre solidario que propugnó el Cristianismo. ¿Tales visiones del hombre, son irreconciliables o se complementan? Y a partir de estos cuestionamientos, podemos también preguntarnos: ¿Se puede ser capitalista salvaje y a la vez solidario con los débiles?; ¿Se puede ser un hombre fuerte y creativo viviendo sumergido en la cultura de la pobreza? Si se prioriza el cambio personal, ¿No se refuerza un Estado cada vez mas ausente?, ¿Cómo ayudar a los pobres sin resentimientos, y sin derivar culpas a terceros? ¿Cómo asistir a los menesterosos sin reforzar su lugar de víctimas? ¿ Cómo hacerlo sin conductas paternalistas? Es decir, ¿Cómo proporcionar ayuda a los excluidos para que recuperen su dignidad? Si San Francisco viviera, ¿De quien se compadecería por su escasa felicidad? ¿De un gerente de una multinacional encerrado en el country, agobiado por la inseguridad de su empresa y de la calle? ¿O del piquetero que cobra un plan trabajar a veces no haciendo otra cosa que quemar llantas?

Creo que se compadecería de todos, y sería simplemente solidario con ellos, aunque de distinta manera. Francisco de Asís, aunque en un principio ejerció la caridad con los bienes de su familia, fue madurando con los años y constituyó un modelo de humanidad libre y solidario que trasciende incluso los actuales paradigmas de organización económica. Impulso plenamente la libre iniciativa y el intercambio del hombre burgués; por otro lado relativizó la propiedad privada y enseñó a dar con magnanimidad, sin caer en la frase de Eva Perón: "Cuando los ricos dan, suelen hacerlo con mentalidad de pobres".
Siglos más tarde, Friedrich Nietzsche (1844-1900) intentó mostrar al Cristianismo como la religión de los débiles, que se unían por resentimiento y miedo para oponerse a los "auténticos hombres" poderosos y exitosos. Para él nuestra vida se desarrolla en pos del poder y el comportamiento humano se configura desde allí. El hombre desea el poder sobre sí mismo y la creación; otras clases más brutales de poder son vistas por él como sucedáneos de las dos primeras. La ilusión de una vida mejor tras la muerte sería la compensación de los fracasos de la vida terrenal. Según Nietzsche, el individuo no debe perder su tiempo en adorar dioses imaginarios (el dice: "Dios ha muerto") sino concentrarse sólo en su propio progreso. El ejemplo de esta conducta es el llamado "Superhombre", descrito como un hombre que puede emplear sus pasiones de manera creativa. Nietzsche criticó el Cristianismo de su época por su creencia dogmática en la vida eterna, por su desprecio hacia el cuerpo humano, el sexo y el poder de la razón. Consideró que el Cristianismo al hablar de "amor", busca en realidad solo la salvación personal; de donde la moral cristiana resulta una "ética de esclavos". Creyó que cada sociedad tenía sus códigos morales, sin que una misma moralidad sea apropiada para toda la especie humana. Dijo el autor: "No se puede pensar en aplicar el código moral de San Francisco al genio creativo de Goethe". Y tal vez se equivocó y contribuyó a que Goethe no fuera aun más fuerte. En todo caso, del código moral de San Francisco, jamás emanaría un personaje débil y suicida como Werther, y tampoco del código moral de Francisco podrían surgir hombres con conductas tan propensas al suicidio como la del propio Nietzsche. Según el pensamiento Nietzscheano, el hombre debe ser realista y dirigir su propio destino, alejándose de la desesperación y acercándose al goce y dolor de la vida diaria. Decía: "Mi existencia es una carga horrible y me habría desentendido de ella si no hubiese visto que precisamente en este estado de sufrimiento y renunciamiento casi absoluto era en el que yo hacia las observaciones y experiencias mas instructivas en el dominio espiritual y moral." "Quien ha alcanzado la libertad de la razón, aunque solo sea en cierta medida, no puede menos que sentirse en la tierra como un caminante, pero un caminante que no se dirige hacia un punto de destino, pues no lo hay... Mirará, sin embargo, con ojos bien abiertos todo lo que pase realmente en el mundo; asimismo, no deberá atar a nada en particular el corazón con demasiada fuerza: es preciso que tenga también algo del vagabundo al que agrada cambiar de paisaje. Las convicciones son enemigas mas peligrosas de la verdad, que la mentira. Dios ha muerto; pero dada la manera de ser humana, habrá aun cuevas por millares de años, en las cuales estas sombras se mostraran. Y nosotros, tendremos que vencer estas sombras igualmente. Invitais a un testigo cuando queréis hablar bien de vosotros mismos; y una vez que lo habéis inducido a pensar bien de vosotros, también vosotros mismos pensáis bien de vosotros. Y después de todo y en la totalidad: algún día deseo solamente asentir. Porque créeme: el secreto para recoger de la existencia los mayores frutos y el mayor gozo es: vivir peligrosamente".
Curiosamente, quien vivió con mayor intensidad estas máximas nietzscheanas, mucho antes que el propio Nieztsche las elaborara, fue Francisco de Asís desde su experiencia mística. Cuenta San Buenaventura que se encontró con el santo un hombre a quien un cáncer le había desfigurado la cara. El enfermo intento arrodillarse a sus pies, pero Francisco se lo impidió y le dio un beso en la cara, y aquel quedo instantáneamente curado. Y la gente decía: "No se sabe que admirar mas, si el beso o el milagro". En general el milagro es - como dice Nietzsche - asumir con crudeza los vacíos y momentos de auténtico placer que pueden darse en el presente; solo ahí esta nuestra salvación y la sana catarsis de otros meta-relatos de salvación que son solo espacios de ensoñación, también para el autentico Cristianismo.
La tradición dice que fue San Francisco declarado santo por el pueblo, antes que el Sumo Pontífice le concediera ese honor, y que si se hiciera una votación entre anglicanos o luteranos y pentecostales muchos estarían de acuerdo en ello. Todas las religiones lo valoran. Para algunos historiadores es el verdadero fundador del vitalismo (vitalismo es la corriente filosófica nacida con Schopenhauer, que llevo a su máxima expresión Nietzsche). Lo quieren los pobres, porque vivió en total pobreza, pero con alegría. Lo estiman los ecologistas porque fue amigo de aves, peces, flores, agua, del sol, de la luna y de la madre tierra.
En "Mas allá del bien y del mal", señala Nietzsche que el hombre no consideró a los animales sino que los dominó y no se vio a sí mismo como animal. La comunicación con los animales es inmediata cuando el hombre alcanza un grado de liberación tal que se aparta de las ideas y temores supersticiosos y religiosos, y olvida hablar de la salvación del alma. Y Francisco la vivió en su camino espiritual.
Todas las religiones modernas, todas las formas del socialismo, todo vestigio de política conservadora y viejo régimen, piden resignar el egoísmo y la ambición personal en favor de la comunidad, aprender a esperar para satisfacer los deseos, respetar a los mayores, a los que tienen mas poder y experiencia, ayudar a los que están en desventaja y nos necesitan. Lo enseñan desde la infancia, y los niños no siempre educados por franciscanos, se llenan de resentimiento cuando no poseen tanto como otros. La idea de que un individuo es mas cuanto mas da es propia del paradigma cristiano, reubica con el momento presente ayudándonos a vivir cada momento para amar como si fuera el ultimo, ayuda a crecer económicamente sin acumular indebidamente y no resiente porque no se envidia a quien poseyendo no llega hacer una experiencia mística que le evite el temor y lo haga libre. Francisco lo supo hacer y sigue siendo un inspirador para los que creen en su amor y quieren aquilatarlo y confían en la bondad de la realidad y el amor de su gente. A un profesional de nuestras empresas multinacionales, le diría que la perfecta alegría viene solo de darse a Dios en cada hermano y que si no se posee vínculos fraternos y solidarios, siempre será esclavo, inseguro e infeliz. Y al piquetero le diría que no se apoye en su puntero político y que crea en su amor, que lo llevara por los caminos que tengan que ver con su talento y con lo que Dios determino que fuera para la humanidad. En la primera comunidad , de acuerdo con el precepto de la primera Regla: . Como en otros aspectos, la Regla y la fraternidad reflejan el talante de Francisco que , . Esto es también profundamente nietzchiano.

Basta remitir al texto La verdadera y perfecta alegría, que desarrolla las Florecillas en su capitulo octavo. Probablemente surjan piqueteros y empresarios franciscanos porque Francisco parafraseando a Nietzsche tuvo y tiene mucho poder. La sociedad necesita empresarios que se pongan en el pellejo de los pobres, y pobres que intentando dejar de serlo utilicen estrategias para el cambio que los paupericen aun mas (no solo desde el punto de vista económico, sino moral). Francisco para algunos marco un camino, en los conventos buscan un espacio de máxima comunión que exprese aquella economía alineada con el legado de Francisco y de Jesús, que según el Santo conducen a la perfecta alegría. Me impresionó en un Congreso sobre el patrimonio cultural franciscano, donde una arquitecta explico que las galerías que se encuentran en los conventos franciscanos simbolizan los puentes de una cultura que adoraba a Dios y le rezaba al santísimo en el templo y es temerosa de una naturaleza en la que los indígenas conviven sin temor y de indígenas animistas que por el amor de los franciscanos se fueron acercando a preguntarles que era lo que tanto amaban en aquellos sagrarios. Ese intento de abrazar toda la realidad, uniendo felicidad y dolor, vacío y don, sigue inspirando las obras franciscanas. Por no vivir mirando el cielo, totalmente compenetradas con todo lo que pasa en el presente y en la tierra son muy nietzscheanas y cristianas. Las fuentes de esta espiritualidad que reubican frente al gran o poco poder que se posea son : la escucha de Dios en el interior de su conciencia; la atención a las señales en los acontecimientos de la vida; la vida y el rostro de los pobres; y la Escritura, leída a la luz de todos los otros lugares. La fraternidad es el nombre franciscano para la relación entre todos los miembros de la familia humana. Las desigualdades constituyen el mundo dominado por el pecado, en el mundo de gracia la igualdad cristaliza un nuevo mundo de hermanos.

 Sacerdote bioeticista

sábado, 5 de diciembre de 2009

LOS FANTASMAS DE SCROOGE

De los cuentos de Navidad de Charles Dickens. Excelente animación digital. Pero además, una reflexión increíble sobre nuestros propios actos.
¿Qué harías si te dieran una segunda oportunidad?......

http://www.youtube.com/watch?v=TEpIIq9Rj1E

jueves, 3 de diciembre de 2009

“HISTORIA CALAMITATUM”

Eloisa y Abelardo


«...Dudo que alguien pueda leer o escuchar tu historia sin que las lágrimas afloren a sus ojos. Ella ha renovado mis dolores, y la exactitud de cada uno de los detalles que aportas les devuelve toda su violencia pasada[…]»
                                                                                 Carta de Eloisa a Abelardo
I

Transcurre el año 1142, Europa Occidental bulle de efervescencia intelectual, Paris se está erigiendo en capital del pensamiento, la doctrina escolástica brilla en su mayor esplendor, con el solo razonamiento se puede aprehender la naturaleza. En el Monasterio de San Marcelo, cerca de Chalons, ciudad de Borgoña próxima a las márgenes del Saona, un enfermo de sesenta y tres años, sintiendo próximo su fin, pasa revista a su vida.
Junto a él se halla apilada la prueba de su decisiva aportación al renacimiento cultural, numerosos manuscritos sobre lógica y dialéctica así lo atestiguan. Mas, no es a este tesoro intelectual al que vuelve la vista, sino a un atado de cartas de amor, que le han sido enviadas a lo largo de los últimos veinticinco años por una religiosa, con quien, en aquel entonces, vivió una trágica historia de amor, que ni el tiempo, ni la separación – no habían vuelto a reunirse – relegó al olvido. Pocos años antes lo dejó reflejado en su autobiografía, que tituló “Historia calamitatum”, ¡extraño nombre!, ¿Quizá juzga así su existencia?
Recuerda su infancia en Bretaña donde había visto la luz en 1079, hijo de una familia de la baja nobleza, militares al servicio del poderoso Conde de Nantes. Destinado a la carrera de las armas, pronto encontró en la filosofía su verdadera vocación. Con dieciocho años se incorpora a la escuela de uno de los más afamados maestros, Juan Roscellino, de quien termina discrepando, lo contradice en público y por último, abandona su tutoría.
El nacimiento del siglo XII contempla la entrada en París de un joven Abelardo anhelante de conocimientos y rebosante de ambición intelectual y social. Los dos años siguientes fueron de febril aprendizaje. Ingresa en la escuela de la Catedral para estudiar dialéctica con el más renombrado filósofo de la época, Guillermo de Champeaux. A los pocos meses se repite la historia de Juan Roscellino; Abelardo, perpetuo inconformista, osa contradice la doctrina del maestro; tras una polémica cada vez más acalorada, que provoca entre los estudiantes la formación de sendas corrientes, el alumno sale triunfante y Guillermo acepta las tesis del, hasta entonces, discípulo.
Este éxito catapulta la fama del joven, que confiando en su ciencia, con tan solo veintidós años decide montar su propia escuela. El lugar seleccionado es Melún, ciudad muy importante por aquel entonces. El éxito lo acompaña y muy pronto se muda a Corbeil, más próximo a París, cuya escuela de Nuestra Señora era el blanco de sus aspiraciones. Tanta actividad mina su salud, debiendo retirarse unos años a Bretaña para reponerse. Vuelve a Paris, de nuevo como discípulo de Guillermo de Champeaux y, en 1108, se presenta la ansiada oportunidad; Guillermo es nombrado obispo de la diócesis de Chalons-sur-Marne y Abelardo le sucede a la cabeza de la escuela de París,
Tras otro breve retiro en Bretaña, se dirige a Laón para estudiar teología con el prestigioso doctor Anselmo de Laón. En 1114 retorna como profesor en la escuela catedralicia de París, donde llegó en breve lapso al apogeo de su celebridad.
En este punto, la memoria del monje hace un alto, lágrimas de orgullo asoman a sus ojos, recuerda aquellos tiempos de gloria y rememora, entre los mas de cinco mil alumnos que llegó a tener, alguno de los más famosos: un Papa (Celestino II), diez y nueve Cardenales, más de cincuenta Obispos y Arzobispos franceses, ingleses y alemanes.
En filosofía Abelardo merece consideración primariamente como dialéctico. Para él, como para todos los filósofos escolásticos anteriores al Siglo XIII, la investigación filosófica significa casi exclusivamente la discusión y elucidación de los problemas planteados por los tratados lógicos de Aristóteles y los comentarios consiguientes, principalmente los comentarios de Porfirio y Boecio. Quizá su más importante contribución a la filosofía y a la teología sea el método que desarrolló en su "Sic et Non" (Sí y No) un método germinalmente contenido en la enseñanza de sus predecesores y después llevado a una forma más definida por Alejandro de Hales y Santo Tomás de Aquino. Consistía en colocar ante el estudiante las razones pro y contra, basándose en el principio de que la verdad se alcanza sólo por una discusión dialéctica de argumentos y autoridades aparentemente contradictorios. En el problema de los Universales, que ocupó tanto la atención de los dialécticos en aquellos días, Abelardo tomó una postura de intransigente hostilidad al crudo nominalismo de Roscelin por una parte, y al exagerado realismo de Guillermo de Champeaux por la otra. Lo que, precisamente era su propia doctrina sobre la cuestión es un asunto que no podemos determinar con exactitud. Sin embargo, de las afirmaciones de su discípulo, Juan de Salisbury, resulta claro que la doctrina de Abelardo, aunque se expresaba en términos de un nominalismo modificado, era muy similar al realismo moderado que comenzó a ser oficial en las escuelas aproximadamente medio siglo después de la muerte de Abelardo. En ética Abelardo pone tanto énfasis sobre la moralidad de la intención que aparentemente elimina la distinción objetiva entre actos buenos y malos. No es la acción física propiamente, decía, ni ninguna imaginaria ofensa a Dios, lo que constituye el pecado, sino más bien el elemento psicológico en la acción, la intención de pecar lo que es un desprecio formal de Dios. Con respecto a la relación entre la razón y la revelación, entre las ciencias-incluyendo la filosofía- y la teología, Abelardo incurrió en su día en la censura de teólogos místicos como San Bernardo, cuya tendencia era a excluir la razón en favor de la contemplación y la visión extática. Y es verdad que si los principios "la Razón ayuda a la Fe" y "la Fe ayuda a la Razón" han de tomarse como la inspiración de la teología escolástica, Abelardo estaba constitucionalmente inclinado a dar énfasis al primero y a no hacerlo en el último. Aparte, adoptó un tono y empleó una fraseología cuando hablaba de temas sagrados, que ofendió, y con razón, a los más conservadores de sus contemporáneos. Aun así, Abelardo tenía buenos precedentes para su uso de la dialéctica en la elucidación de los misterios de la fe, no era bajo ningún concepto un innovador a este respecto; y aunque el Siglo XIII, la edad de oro del escolasticismo, supo poco de Abelardo, continuó su método, y con audacia igual a la suya, aunque sin nada de su ligereza o irreverencia, dio carta blanca a la razón en su esfuerzo de exponer y defender los misterios de la Fe Cristiana. San Bernardo resume las acusaciones contra Abelardo cuando escribe (Ep.cxcii): "Cum de Trinitate loquitur, sapit Arium; cum de gratia, sapit Pelagium; cum de persona Christi, sapit Nestorium", y no hay duda de que en varios de estos encabezamientos Abelardo escribió y dijo muchas cosas que estaban abiertas a la objeción desde el punto de vista ortodoxo.


De súbito, una nube de tristeza le cubre el rostro; en su memoria acaba de entrar el recuerdo de un personaje singular, que al final decidiría su existencia: Fulberto, Canónigo de la Catedral de París, quien solicita los servicios del afamado maestro como preceptor de su sobrina Eloisa, culta y bella joven de dieciséis años, quien habiendo perdido a sus padres fue confiada a su tutela.
La expresión del enfermo cambia de nuevo; la tristeza se troca en alegre melancolía. Está reviviendo aquellos momentos dichosos, ¡los más felices de su vida! en que la inicial admiración intelectual Eloisa hacia su maestro había derivado en una arrebatadora pasión por el varón que la enamoraba. Él no podía ser considerado novicio en lances amorosos, mas, a pesar de su experiencia, había correspondido a tanto ardor con un paralelo ímpetu que le hacía olvidar cualquier convencionalismo.
En la “Historia Calamitatum” reflejó aquellas sesiones en casa de Fulberto:

«...Los libros permanecían abiertos, pero el amor más que la lectura era el tema de nuestros diálogos, intercambiábamos más besos que ideas sabias. Mis manos se dirigían con más frecuencia a sus senos que a los libro s[…]»


que sucedía, tarde tras tarde, en su propia casa.
Al recordar este pasaje de su vida, el pulso del enfermo comienza a latir con violencia; está reviviendo la etapa más intensa de su vida, aquella que le dejaría marcado, en cuerpo y espíritu, para el resto de la existencia que está a punto de espirar.
¡Qué felicidad sin dobleces transpiraba su amada el día que le comunicó su embarazo! ¡Cómo contrastaba la actitud de la joven con las dudas y temores que a él inquietaban! Al final, el amor venció todos los temores, la radiante Eloisa aseguraba que la concepción se había producido la tarde en que el temario de las clases señalaba el estudio del astrolabio, en recuerdo, si el hijo fuese varón llamarían con este nombre.
Cuando Fulberto fue consciente de lo que estaba aconteciendo, tras una primer acometida de indignación, aceptó lo inevitable, procurando imponer una solución que él consideraba razonable. Envió a Eloísa a Bretaña, a casa de una hermana, donde dio a luz un niño, a quien, conforme a lo previsto, pusieron por nombre Astrolabio, mientras que conminaba al padre para reparar por medio del matrimonio la falta cometida.
Abelardo accedió de buena gana a la proposición de Fulberto; pero, para estupor general, Eloísa, con diferentes argumentos, se opuso de manera radical a la boda. Tras un tenaz asedio, al final cedió de su postura inicial con la condición de mantenerlo secreto. Con esta reserva el matrimonio se celebró en París. El airado tío, tras esta primera victoria en la lucha por restaurar el honor perdido, presionó para dar publicidad al vínculo y de esta manera normalizar la situación a los ojos de la sociedad.
De nuevo se opuso Eloísa, quien llega a realizar un juramento formal de que jamás se hubiera casado. La actitud fomentó entre el tío y la sobrina, que vivía con él, una profunda desavenencia que degeneró en malos tratos, llegando la situación a tal extremo que Abelardo se vio obligado a buscar refugio para su esposa en un convento de Argenteuil, cerca de París.
Fulberto, creyendo que Abelardo quería obligarla a hacerse monja para librarse de ella, juró vengarse, y en breve encontró medio de ejecutar su feroz venganza. Sobornó a un criado del filósofo para que les franquease el paso, y una noche, entrando con un cirujano y algunos sayones en el cuarto de Abelardo, entre todos le castran huyendo a continuación.
Piensa Abelardo ¡Qué importa que la justicia apresase al criado y otro de los agresores¡ El castigo: igual mutilación y además la pérdida de los ojos, ¿Le permitirían volver a sentir la anterior pasión? Tampoco el destierro del canónigo Fulberto, al que se confiscaron todos sus bienes, podía reparar lo perdido.
Era el año del Señor de 1118, mis heridas corporales sanaron, pero mi vida entera cambió. Hube de renunciar a Eloisa, que profesó de monja en el convento de Argenteuil, no volviendo a vernos en el resto de nuestras vidas; según las leyes canónicas estoy incapacitado para ejercer oficios eclesiásticos viéndome obligado a ingresar como fraile en el monasterio de San Dionisio.
Las emociones han sido en exceso intensas para este hombre cansado, perpetuo inconformista, castigado de forma atroz en cuerpo y espíritu. El hilo de la memoria se interrumpe, reclina el cuerpo sobre el lecho, cierra los ojos, y mientras dedica un postrer recuerdo a la que nunca dejo de amar, las cartas resbalan de su mano y exhala su último suspiro.

II

Entretanto, a 250 kilómetros del moribundo, en plena Champagne se encuentra la ciudad de Troyes, y en sus cercanías se alza el convento del Parácleto, cuya abadesa, aun joven, es la propia Eloisa. Ha tenido noticias del estado de Abelardo y espera, con mucho dolor pero igual decisión, el fatal desenlace. Está dispuesta a cumplir lo que, sin duda alguna, adivina últimos deseos del agonizante ¡reunirse con su amada!
Entretanto, a 250 kilómetros del moribundo, en plena Champagne se encuentra la ciudad de Troyes, y en sus cercanías se alza el convento del Parácleto, cuya abadesa, aun joven, es la propia Eloisa. Ha tenido noticias del estado de Abelardo y espera, con mucho dolor pero igual decisión, el fatal desenlace. Está dispuesta a cumplir lo que, sin duda alguna, adivina últimos deseos del agonizante ¡reunirse con su amada!
También ella está sumida en los recuerdos. Mas, a diferencia de Abelardo, no adopta una actitud resignada, aún alienta en ella la misma pasión que, veinte años atrás, apenas una niña, le hizo oponerse con fuerza a todo convencionalismo.
No siente particular nostalgia del hijo. Cuando lo separaron de ella, fue confiado a su hermana; más adelante, bajo la protección de otro tío, Porcarius, canónigo en Nantes, siguió la carrera eclesiástica, a la que, dado sus singulares padres, estaba predestinado. Tiene esporádicas noticias de él, ahora está con su tío, de seguro le sucederá en la canonjía.
En cambio Abelardo siempre esta presente en su memoria. Considera que su vida comenzó cuando le conoció, marchitándose en el momento de separarse. Sus arrebatadas cartas lo reflejan con lucidez:

……Para hacer la fortuna de mí la más miserable de las mujeres, me hizo primero la más feliz, de manera que al pensar lo mucho que había perdido fuera presa de tantos y tan graves lamentos cuanto mayores eran mis daños […]

¡Las cartas! Siempre escasas, no obstante, el único vínculo entre ellos, al que por más de veinte años permanecieron aferrados:

…….Si la tormenta actual se calma un poco, apresúrate a escribirnos; ¡la noticia nos causará tanta alegría! Pero sea cual sea el objeto de tus cartas, siempre nos serán dulces, al menos para testimoniar que tú no nos olvidas […]
¡Ay, Abelardo!, tan fuerte frente a los hombres y tan tierno conmigo. Nunca me he arrepentido de mi pasión, solo me angustia pensar que mi negativa a hacer pública nuestra unión haya podido ser la causa de tu desgracia A pesar de ser el más brillante dialéctico de Paris, o lo que es igual, de toda la Cristiandad, nunca entendiste mi actitud; iba más allá de la pura conveniencia. .¡Me negaba, y me niego, a que nuestro amor fuera forzado en ningún sentido! ¡No puedo admitir que tanta pasión cambiase de rumbo! Tú, por el contrario, en aras de lo que creías mi tranquilidad, estuviste dispuesto a renunciar a las dignidades que te correspondían por méritos propios.
Tú pudiste resignarte a la cruel desgracia, incluso llegaste a considerarla un castigo al que te habías hecho acreedor por transgredir las normas. ¡Yo, no!, ¡No he pecado! solo amo con ardor desesperado; cada día aumenta mi rebeldía contra el mundo y crece más mi angustia. ¡Nunca dejaré de amarte!. ¡Jamás perdonaré a mi tío, ni a la iglesia, ni a Dios, por la cruel mutilación que nos ha robado la felicidad!
Pero, ¿qué puedo esperar yo, si te pierdo a ti? ¿Qué ganas voy a tener yo de seguir en esta peregrinación en que no tengo más remedio que tú mismo y en ti mismo nada más que saber que vives, prescindiendo de los demás placeres en ti -de cuya presencia no me es dado gozar- y que de alguna forma pudiera devolverme a mí misma? […]Mas, yo te prometo que he de procurarte el descanso que no conseguiste en vida. Ni siquiera aquella Iglesia que tanto amaste ha sido justa contigo, se han condenado tus escritos, has sido perseguido y sufrido un sinfín de injusticias, solo por la valentía de expresar lo que piensas, sin importarte el desacuerdo con los poderosos, sean obispos reyes, papas, santos o concilios.


EPÍLOGO

Eloisa, cuando conoció la muerte de Abelardo se comunica con Pedro el Venerable, abad de Cluny. Este influyente personaje siempre había mostrado especial debilidad por Abelardo, lo demostró en épocas pasadas; cuando más arreciaban las críticas hacia las tesis del filósofo, había conseguido reconciliarle con Bernardo de Clairvaux, su más encarnizado fiscal. Pedro consigue sin dificultad que los restos de Abelardo sean trasladados desde Chalons al Parácleto, donde Eloisa los da sepultura.


Veinte años después, en 1164 moría Eloisa. Dispuso que fuese enterrada en el mismo sepulcro de su enamorado, plantando a continuación un rosal sobre la tierra que los recubrirá.
Aquí, donde acaba la realidad, comienza a tejerse la leyenda: En el momento de ser depositada en la sepultura común, ambos esposos extienden sus brazos para fundirse en un último y eterno abrazo.
Nuestro romántico Campoamor veía de esta manera el eterno descanso de los amantes:

El rosal de ella y de él la savia toma,
Y mece, confundiéndolos, la brisa
En una misma flor y un mismo aroma
Las almas de Abelardo y de Eloísa.

La Revolución suprimió el Parácleto en 1792 vendido en beneficio del Estado; pero exceptuó de la venta el sepulcro que encierraba, según creencia general, los restos de Eloísa y Abelardo. En 1817 los cuerpos se trasladaron a una tumba común en el cementerio de Père Lachaise, en París, donde hoy reposan en el mausoleo neogótico que puede observarse en la imagen adjunta. Allí reciben el tributo de amantes anónimos que con frecuencia depositan flores frescas sobre la lápida.
 Puede sorprender que una mujer, casi niña, nacida en la tantas veces tildada de oscurantista Edad Media, fuese culta y que su educación se confiase al más renombrado filósofo del momento. Como la investigación se ha encargado de demostrar, el medioevo arrastra una injusta leyenda: se trata de un largo periodo histórico de diez siglos, con muy distintos comportamientos según las épocas. A principios del Siglo XII en Europa se advierte con claridad el embrión del Renacimiento. La mujer, de las clases aristocráticas, obvio, con un comportamiento sexual menos reprimido de lo que a veces se piensa, comienza a sentir interés por la cultura y desean ocupar cierto protagonismo social, Leonor de Aquitania “dama de los trovadores”, había nacido en 1122, justo cuando nuestra tragedia se consuma. No es de extrañar que Fulberto, con seguridad deseando un matrimonio nobiliario para su sobrina, le procurase la mejor educación a su alcance.